Archivo por meses: Marzo 2017

¡A cantar que son dos días! (Primera parte)

Cantar es una actividad maravillosa y gratificante a la que se acerca cada vez más gente: participación en agrupaciones corales, reuniones con amigos en karaokes, creación de bandas de música, etc. Tanto adultos como niños, hombres y mujeres, personas sanas y personas con alguna enfermedad, todos se acercan al canto, algunos con la esperanza de que un día se convierta en su profesión, otros con el deseo de encontrar una manera diferente de expresarse y disfrutar. Lo cierto es que el que prueba acaba por considerar el canto como una actividad fundamental en su vida y ya no puede abandonarla.

Sin embargo, no es tan conocido el aspecto terapéutico de la voz cantada, aunque, indirectamente, ya hemos mencionado alguno en el anterior párrafo. Si hablamos de “disfrutar” y “expresarse” nos referimos a la dimensión emocional de la persona. Quizás el bienestar emocional sea el aspecto que se nos viene a la cabeza en primer lugar,  pero nos sorprenderá conocer otros beneficios del canto.

BENEFICIOS DE CANTAR

La relación entre el canto y las manifestaciones más básicas de la persona es algo observado desde tiempos inmemoriales. Las expresiones religiosas siempre se han asociado a las manifestaciones musicales. El espíritu de fiesta se exterioriza tradicionalmente con canciones. Los chamanes usaban la música y los cantos para curar a los miembros de la tribu (Gioia, 2006). El canto en grupo es una experiencia inolvidable, sentir cómo tu voz se funde con la de otros que cantan otras melodías para formar acordes maravillosos.

Cantos chamánicos de los nativos americanos. Fuente: Traditional Music Channel (www.youtube.com)

Desde hace relativamente poco tiempo, hacia mediados del s. XX con la creación de una nueva disciplina, la musicoterapia, los efectos observados a través de los tiempos se comienzan a estudiar de manera científica. Es sorprendente observar de qué manera el canto mejora  a la persona desde un punto de vista social, psicológico y físico. Teniendo en cuenta que en este momento se están realizando un gran número de investigaciones al respecto, los descubrimientos se producen con mucha frecuencia. Es asombroso que los beneficios de cantar no dependan del estilo que se desee cantar, de si la voz es más o menos bella o del grupo social al que se pertenezca, de la edad, de la lengua en que se cante o del país de procedencia; es el hecho en sí mismo de cantar, de emitir voz con un contenido melódico, lo que produce los beneficios en nuestra salud física y mental.

BIENESTAR EMOCIONAL

El canto grupal permite compartir con otros una experiencia que proporciona un gran sentido de comunidad, ya que deben cantar sincronizados y coordinados con el resto de componentes del grupo. Eso implica el desarrollo no solo de la capacidad canora del sujeto sino la mejora de la habilidad de escucha y el reforzamiento de la confianza en los compañeros. La sensación de logro cuando esto se consigue es muy motivadora y gratificante.

En 2012 se realizó un estudio llevado a cabo por Livesey, Morrison, Clift y Camic en el que participaron más de 1000 personas pertenecientes a coros de Inglaterra, Australia y Alemania. Estos son algunos de los resultados más llamativos que revelaron las pruebas:

  • Aspectos sociales: posibilidad de hacer nuevos amigos, conocer a gente con similares intereses, socializar, sentirse parte de un grupo (integración social), alivio de la sensación de aislamiento, mejora de la propia identidad, sentimiento de comunidad, sentirse valorado, relación con personas de otros grupos sociales y de distintas edades o países, de hecho, estimula la interculturalidad y la capacidad de empatía.
  • Aspectos psicológicos: reducción de los niveles de estrés y de ansiedad, reducción del sentimiento de pena al participar en actividades que distraen al sujeto, mejora el estado de ánimo, reduce la negatividad, induce a la calma, la relajación, mejora la autoestima, la confianza en uno mismo, la actividad artística ayuda a que no todo en la vida sea trabajar, proporciona desafíos, mejora la concentración y la memoria mediante el ejercicio de la actividad cerebral, el sentimiento de estar haciendo algo importante ayuda a poner metas en la vida,  enriquece el nivel cultural al tener que cantar en diferentes idiomas, entender el lenguaje musical y comprender las poesías de los textos, proporciona motivaciones y mejora la calidad de vida, también mejora la autodisciplina.

¿Ocurre lo mismo con el canto no grupal? Evidentemente, el sujeto no pertenece a un gran grupo de personas en este caso, pero un cantante no suele cantar completamente solo. Pensemos en el sujeto al que le agrada el karaoke, llegará un momento en que le apetezca acudir a locales donde haya instalaciones de karaoke para compartir con amigos o desconocidos lo que ha practicado en casa. O pensemos en un cantante de una banda. Este creará lazos estrechos con los otros componentes como el guitarra, el teclado o el bajo. O si ese cantante tiene que cantar dúos con otras personas. O pensemos en cantantes profesionales que deben cantar con orquestas. Quizás el canto no sea estrictamente grupal, pero sí la actividad que se desarrolla, con lo cual son perfectamente aplicables los anteriores efectos.

The King’s Singers, obertura del “Barbero de Sevilla” de Rossini. Fuente: www.youtube.com

EFECTOS FÍSICOS

Pero también desde un punto de vista físico, el canto proporciona beneficios insospechados. No mucha gente tiene en cuenta que se puede considerar al canto como una actividad aeróbica, pero lo es, así que proporciona todos los beneficios de este tipo de ejercicios. Los ejercicios aeróbicos se relacionan con la reducción de estrés, la longevidad, la estimulación de la circulación sanguínea, la mayor eficiencia del sistema cardiovascular y el incremento de la atención debido al aumento de oxigenación celular. El canto fortalece los músculos cervicales, torácicos, abdominales, así como el diafragma y nos alivia las tensiones musculares. Ejercita los pulmones incrementando su capacidad y niveles de oxigenación. También estimula la memoria muscular.

El canto es respiración

El canto es fonación y la fonación sucede cuando una columna de aire atraviesa las cuerdas vocales y las hace vibrar. El cantante ha de tener un completo dominio del sistema respiratorio y para ello debe entrenar duramente. Por eso, precisamente, los ejercicios respiratorios que se practican en el canto pueden resultar una rutina muy útil que ayuden a mejorar el estado de personas con problemas respiratorios. A veces subyacen problemas muy graves,  por eso el primer paso ha de ser siempre ir al médico para tener un diagnóstico y un tratamiento. Pero en ocasiones, la mala técnica respiratoria, que puede derivarse de la hipotonicidad de la musculatura respiratoria, puede acarrear síntomas similares a los de otras enfermedades más graves. En caso de que no haya una enfermedad grave y que los problemas respiratorios se deban a la mala técnica respiratoria, el canto puede ser una actividad de entrenamiento respiratorio muy divertida y agradable.

¿Y si existe una enfermedad diagnosticada? ¿Puede el canto ayudar en este caso? Desde un punto de vista estrictamente físiológico (puesto que los beneficios emocionales ya han sido enumerados más arriba), el canto supone un sistema de entrenamiento respiratorio que la gente que lo practica suele seguir con regularidad y esto es muy importante a la hora de seguir tratamientos.  La verdad es que la respiración en el canto y las enfermedades respiratorias se encuentran en este momento bajo observación científica. No hay resultados concluyentes al respecto todavía. Una de las causas puede ser la falta de uniformidad en cuanto a los ejercicios respiratorios entre el profesorado de canto. La ciencia puede ayudar, puesto que mediante experimentos puede ayudar a arrojar luz acerca de los ejercicios más útiles y efectivos. En cuanto al tema que nos ocupa, las enfermedades respiratorias, alguna mejoría se ha observado en el caso de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (Bonilha, Onofre, Vieira, Prado y Martinez, 2009). En ocasiones la mejoría percibida por el enfermo es mayor que la medida objetivamente por lo que se sospecha de la intervención de los efectos emocionales del canto. Pero aún estamos muy al principio de estas investigaciones.

El canto es postura

Tradicionalmente, en el canto se trabaja la postura. Es muy fácil ver la relación entre una buena postura y la salud de nuestra espalda pero, además, la postura tiene efectos importantes sobre la emisión de la voz. Una mala postura puede desencadenar problemas vocales. Por ejemplo, la postura está relacionada con la hipertonicidad de la musculatura extrínseca laríngea, porque la fonación no es algo exclusivamente relacionado con la musculatura laríngea sino con todo el cuerpo (Kooijman, De Jong, Oudes, Huinck, Van Acht, y Graamans, 2005).

En ocasiones ocurre justo lo contrario, es la actividad profesional del canto lo que modifica la postura de la columna cervical. Los cambios más frecuentes son hipolordosis y rectificación de cervicales (Scotto di Carlo, 1998).

Sin embargo la postura a veces no es lo más importante… ¿No es maravilloso el cuerpo humano?

Pink, “Try”. Fuente: www.youtube.com

El canto es articulación

Un cantante ha de aprender a articular de manera que no afecte a la inteligibilidad que la melodía cantada sea más o menos aguda o grave. Además en ciertos casos como en el canto lírico o en el coral, los cantantes han de aprender a cantar en varios idiomas. El trabajo de articuladores y resonadores añade amplitud armónica a la voz cantada. También desde un punto de vista terapéutico se está investigando cómo la técnica de canto en general y el trabajo que se hace con los articuladores puede ayudar a ciertos problemas como ocurre con aquellos   trastornos motores del habla en que la inteligibilidad se encuentra comprometida. El ejercicio contribuye a aumentar el tono muscular de la mandíbula, la lengua, los labios o el velo del paladar y por ello parece que se obtienen resultados en pacientes con disartria adquirida tras un trauma o un derrame (Tamplin, 2008) o en pacientes de Parkinson (Haneishi, 2001).

Y si queremos tener una perspectiva mucho más completa de este tema, no podemos olvidar que en muchas lenguas orientales la melodía, es decir, la frecuencia fundamental, es un articulador, puesto que produce cambios de significado en las palabras. No existen estudios al respecto, pero consideramos que puede ser un tema muy interesante para investigar en un futuro.

“Fuga geográfica” de Ernst Toch en interpretación del coro Century Singers de la Texas A&M University. Fuente: www.youtube.com

Continuará.

Para saber más…

  • Bonilha, A. G., Onofre, F., Vieira, M. L., Prado, M. Y., & Martinez, J. A. (2009). Effects of singing classes on pulmonary function and quality of life of COPD patients. Int J Chron Obstruct Pulmon Dis, 4(1), 1-8.
  • Gioia, T. (2006). Healing songs. Duke University Press.
  • Haneishi, E. (2001). Effects of a music therapy voice protocol on speech intelligibility, vocal acoustic measures, and mood of individuals with Parkinson’s disease. Journal of Music Therapy38(4), 273-290.
  • Kooijman, P. G. C., De Jong, F. I. C. R. S., Oudes, M. J., Huinck, W., Van Acht, H., & Graamans, K. (2005). Muscular tension and body posture in relation to voice handicap and voice quality in teachers with persistent voice complaints. Folia phoniatrica et logopaedica, 57(3), 134-147.
  • Livesey, L., Morrison, I., Clift, S., & Camic, P. (2012). Benefits of choral singing for social and mental wellbeing: Qualitative findings from a cross-national survey of choir members. Journal of Public Mental Health11(1), 10-26.
  • Müller, V., & Lindenberger, U. (2011). Cardiac and respiratory patterns synchronize between persons during choir singing. PloS one6(9), e24893.
  • Scotto Di Carlo, N. (1998). Cervical spine abnormalities in professional singers. Folia phoniatrica et logopaedica, 50(4), 212-218.
  • Tamplin, J. (2008). A pilot study into the effect of vocal exercises and singing on dysarthric speech. NeuroRehabilitation23(3), 207-216.

Publicado por Pilar Lirio (marzo 2017)