Archivo de la etiqueta: hormonas

La voz sexualmente dimorfa

La voz puede ser vista como un carácter sexual secundario, por el que podemos diferenciar a hombres y mujeres; así solamente oyendo una voz por teléfono podemos saber si el interlocutor es un hombre o una mujer.

Una diferencia evidente que hace que voces femeninas y masculinas suenen distintas se debe a la morfología laríngea, diferente en ambos sexos, ya que los hombres tienen cuerdas vocales más gruesas y grandes, insertas en un tracto vocal más largo, mientras que las cuerdas vocales femeninas son más finas, más pequeñas, y se encuentran en un tracto más pequeño. Para los más curiosos, cualquier manual de anatomía nos proporciona las medidas exactas: los pliegues vocales de los hombres pesan unos 130 mg y miden entre 17 y 24 mm; en cambio los de las mujeres pesan  unos 100 mg y miden alrededor de 13 y 17 mm.

1-Anatomia_Página_11

Imagen: cuerdas vocales, vista superior, tiroides en la parte inferior de la imagen (cortesía de A.J. del Palacio, ORL)

Imagen de las cuerdas vocales con 3 velocidades de vibración:  a 120 Hz, 160 Hz y 200 Hz.

No obstante, la morfología laríngea no es la única causante de las diferencias que percibimos al escuchar las voces de ambos sexos. El movimiento de las cuerdas vocales es el principal responsable de la voz humana – los mecanismos biomecánicos precisos de este proceso os los contamos  en esta entrada – y según la velocidad a la que se muevan el resultado es diferente. La voz se produce, por tanto, como consecuencia de la cantidad de veces que se crea un ciclo de abducción-aducción de las cuerdas vocales en un segundo:

Vocal_fold_animated

Fuente: wikipedia (imagen frontal de las cuerdas vocales, vistas desde atrás)

En el caso de los hombres los pliegues vocales se juntan y se separan más o menos 100 veces por segundo y en el caso de las mujeres unas 200 veces por segundo. Este movimiento se mide en hercios, así que decimos que los hombres tienen un tono de voz de unos 100 Hz y las mujeres de unos 200 Hz.

Voz masculina: alrededor de 80 Hz (Constantino Romero)

Voz femenina: alrededor de 240 Hz (personaje de Penny en The Big Bang Theory, voz de Mar Bordallo)

Y, en general, esto es un rasgo biológico de los seres humanos que no depende de las lenguas en las que se hable.

Pero, ¿cuál es la causa de este movimiento diferenciado?

Hasta la pubertad, voces de hombres y mujeres no se diferencian y las voces infantiles se caracterizan por ser muy agudas, llegando incluso a los 500 Hz en los primeros años, como consecuencia de unos pliegues vocales más pequeños, con una superficie de cuerda que vibra más pequeña, un tracto vocal muy corto y una laringe  alta. Sin embargo, a partir de la adolescencia las voces de ambos sexos sí se diferencian. ¿Esto a qué se debe?

Aunque la relación entre voz y sexualidad ya era conocida desde la Antigüedad, – buena cuenta de ello da la Iglesia con la creación de la voz de los castrati, al desear voces con tonos muy agudos como los de las mujeres, que formaran parte de los coros eclesiásticos formados solo por hombres –, no es hasta hace algunos años cuando se ha probado científicamente esta relación: se han descubierto receptores de hormonas sexuales en la mucosa de los pliegues vocales (Abitol et al., 1999Dabbs y Mallinger, 1999).

Hoy sabemos que en la pubertad, a partir de los 9-10 años, se modifican los niveles hormonales de manera diferenciada en cada sexo y también en las voces. A partir de los 11-13 años ocurre el llamado cambio o mutación  vocal, producido por niveles más altos de estrógenos y progesterona en las mujeres que modifican la voz femenina y en el caso de los hombres, niveles más altos de testosterona modifican las voces masculinas. Estos cambios en la voz se deben a la implicación de las mismas hormonas que afectan al desarrollo general, y es por lo que solo a partir de la pubertad, 13-15 años, las voces de hombres y mujeres se producen y se perciben de manera diferente.

Como resultado de la acción hormonal, la mucosa que recubre los pliegues vocales masculinos vibra a una velocidad más lenta, lo que va a producir una frecuencia fundamental baja, con un efecto en la percepción de voz más grave y en el caso de las mujeres los pliegues vocales vibran a una velocidad más rápida que en el caso de los hombres, lo cual implica una frecuencia fundamental más alta, y una percepción de la voz más aguda.

No obstante, también se sabe que no todo el pliegue vocal vibra por igual: en el caso de los hombres solo vibra el 20% de la superficie de la mucosa, mientras que en el caso de las mujeres solo vibra el 10% de la superficie, funcionamiento que hace que el pliegue vocal en las mujeres sea aún más fino que lo meramente determinado por su morfología. Además, otra consecuencia de la acción hormonal es que los pliegues vocales de los hombres estén menos tensos que los de las mujeres.

Esta vibración diferenciada trae consigo varias consecuencias acústicas como diferencias en el rango tonal (pitch range), la entonación, la intensidad vocal o la resonancia que como un todo influyen en la caracterización vocal de hombres y mujeres, lo que supone que las voces de las mujeres no suenen solo más agudas, sino, por ejemplo, tengan más brillo y más riqueza de armónicos, o las voces masculinas tengan más intensidad, asociada, además, a una capacidad pulmonar mayor.

Por todo, la diferencia principal entre la voz del hombre y de la mujer es el tono de voz, asociado, como hemos explicado, a la diferencia de velocidad en la vibración, la tensión, el tamaño de las cuerdas vocales y la acción de las hormonas.

[Para saber más…

Abitbol J., Abitbol, P. y Abitbol B. 1999. Sex hormones and the female voice. Journal of Voice 13, 424-446.

Dabbs, J. M. Jr. y Mallinger, A. 1999. High testosterone levels predict low voice pitch among men.  Personality and Individual Differences  27(4), 801-804.

Titze, I. 1994. Principles of Voice Production. NJ: Prentice Hall.]

Publicado por Nuria Polo